La Biotecnología en las aulas

Como la mayoría de los lectores habituales del blog, yo también conservo parte de los recuerdos que inundaban mi época en el instituto. Recuerdos que pueden ser personales y también académicos. ¿Recordáis lo que estudiabais en las asignaturas de ciencias naturales/experimentales y en biología? Viajemos un momento unos años atrás… 

2007, año en que acabé 2º Bachillerato 

Por aquél entonces, recuerdo que el estudio de la genética a nivel de ESO y Bachillerato se reducía a la mitosis, la síntesis del ADN o la síntesis de proteínas, con los procesos de transcripción y traducción incluidos y más o menos desarrollados, según el nivel educativo. Se empezaba a ver que todo este conocimiento podría tener una aplicación práctica, y un pequeño apartado en 2º de Bachillerato se titulaba “ingeniería genética“, mientras que, al hablar de procesos metabólicos, otro apartado llevaba por título “biotecnología microbiana“. 

El estudio de estos procesos me llevó a querer estudiar el Grado en Biotecnología y, aunque han pasado ya muchos años desde aquello, aun mantengo fresco el recuerdo. Pensemos que entonces era muy complicado, tanto para los alumnos como para los profesores, ser conscientes de lo que se estaba hablando, pues la mayoría de los docentes (según su edad) no habían visto nunca estos conceptos o aplicaciones durante sus estudios. 

2015, año de mi debut como profesor de ESO, Bachillerato y CFGS 

Es asombrosa la velocidad a la que se avanza en el conocimiento científico y en el desarrollo de nuevas aplicaciones tecnológicas. La puesta a punto de nuevas técnicas y mejoras que trae consigo la biología molecular y la biotecnología han provocado un cambio en el contenido curricular de la Biología a nivel de Educación Secundaria. 

Cabe señalar que muchos de estos contenidos no están muy desarrollados. Aún así, es sorprendente verte a ti mismo hablar de enzimas de restricción a chavales de 15 años, cuando a ti te lo contaron en tercero de carrera. De todos modos, yo me quedaría con lo más importante, las implicaciones de la biotecnología, pues un ciudadano medio, con sus estudios secundarios finalizados, debería ser capaz de ser crítico con la información que recibe de los medios con respecto a nuevos hallazgos y ser capaz de reflexionar sobre qué implicaciones tendrán sobre su vida y sobre la sociedad. Por ello, durante mis prácticas en el INS L’Alzina, tuvo lugar un debate con los alumnos sobre las implicaciones del cultivo de plantas transgénicas, que hizo sacar de ellos toda su capacidad argumentativa. Muy enriquecedor para ellos y para mí. Os dejo aquí unas imágenes extraídas del libro de 4º ESO: 

En lo que al Bachillerato respecta, no he visto mucho cambio en todos estos años, si bien es cierto que la incorporación de la asignatura de CMC en 1º Bachillerato (para las promociones de los nacidos entre 1992 y 1998) ayudó a que estudiantes “de letras” pudieran ver aspectos de las ciencias que no volverían a ver en sus futuros estudios, la decisión de eliminar esta asignatura aun tiene un impacto desconocido en la sociedad del futuro. Con esta decisión, alumnos que no elijan ciencias en 4º ESO ni en Bachillerato, podrían quedarse con qué es la célula y fisiología básica del ser humano, sin entrar en su genética o en aspectos básicos de biología sanitaria. 


Finalmente, os presento mi gran descubrimiento al entrar como profesor en mi centro de formación, l’Escola Joan Pelegrí, un centro concertado del barrio de Hostafrancs con más de cien años de historia, los Ciclos Formativos de Grado Superior (CFGS): 


Pasar a formar parte del profesorado de un CFGS te hace ver todo desde otra perspectiva, con una visión más práctica de los contenidos, sin las pautas que te marca el currículum de ESO o Bachillerato. En este caso concreto, todo va más enfocado al trabajo en el laboratorio. Cabe comentar que los nuevos laboratorios del instituto facilitan mucho el trabajo, pero los conceptos son en ocasiones difíciles de asimilar por los alumnos por su background que puede ser limitado según los estudios previos que hayan cursado. Por esta razón es necesaria una simplificación sin salirse de lo estrictamente correcto. 

Y… ¿qué nos depara el futuro? 

Llevando un par de años alejado de la investigación, pero con una parte de mí todavía interesado en saber qué es lo que ocurre en el día a día de la ciencia y, estando muy conectado a las redes, puedo intuir que la educación del futuro contemplará los nuevos conceptos de nanotecnología, biología sintética, diseño de fármacos mediante la bioinformática o incluso el uso de impresoras 3D para la fabricación de tejidos. Con ello no me refiero a que lo lleven a la práctica, pero sí la teoría. Aunque nunca se sabe, tampoco pensaría jamás que mi centro acabaría contando con termocicladores para los alumnos de Bachillerato y Ciclos Formativos, y así es. 
Espero que os haya gustado este no tan breve análisis sobre los contenidos sobre biotecnología que se imparten a nivel de Educación Secundaria. Todas las imágenes las he sacado de los libros de Grup Promotor de la Editorial Santillana, tanto de la edición de hace años (cuando yo iba a 2º Bachillerato) como las actuales de 4º ESO y 1º Bachillerato. 


Daniel Durantes Pineda (@daniel_durantes) 
Graduado en Biotecnología (UB) – Profesor de Ciencias de Secundaria

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *