La clonación y sus palabras


Siempre que sucede una noticia científica de gran magnitud me gusta leer los titulares de los medios y ver cómo cuentan lo mismo de maneras distintas – porque sí, esto sucede -. A veces la diferencia es solo el titular y a veces la diferencia es todo. Y entonces es bueno preguntarse que cómo puede pasar esto si la noticia es solamente una. Este es uno de esos posts, como elque hice en su día hablando sobre el ADN mal llamado basura – pobre ADN, con todo lo que hace por la vida – en los que repasamos titulares y textos que han aparecido en los medios.
La noticia, a estas alturas, imagino que no hace falta ni presentarla: la clonación de células madre embrionarias, una investigación que se publicó en la revista Cell el miércoles de la semana pasada.
Para situarnos un poquito, un grupo de científicos de los Estados Unidos han conseguido clonar células madre embrionarias humanas utilizando la tecnología de la Transferencia Nuclear celular (SCNT por sus siglas en inglés). Esta técnica es la misma que se utilizó para crear a nuestro primer animalito transgénico de la historia, la oveja Dolly. La técnica, rudamente, consiste en extraer el núcleo de la célula que se quiere clonar y transferirlo a una célula receptora a la que se le ha extraído, previamente, su propio núcleo. Esta célula receptora es un oocito que se dividirá hasta generar un blastocito – es decir, unas 200 células, el equivalente al desarrollo de 5 o 6 días – cuyas células tienen el ADN prácticamente idéntico al del donador. Lo que hacen los investigadores es detener la división en este punto – en el blastocito – y trabajar con esas células que se conocen como células madre embrionarias. 
Lo conseguido a día de hoy es realizar este proceso con ADN humano, por lo tanto, técnicamente, se ha conseguido realizar la primera clonación de células madre embrionarias humanas pero, cuidado, no se debe confundir con una clonación humana ya que para nada es así. Lo que se ha clonado son células en desarrollo, dicho burdamente, células que todavía no han decidido qué serán, si célula de la piel o célula del hígado o cualquier otro tipo de célula. Además de no haberse clonado un humano, el objetivo tampoco es, según declaran los investigadores, realizar clonaciones humanas. Lo que pretenden es utilizarlas para tratar enfermedades y desarrollar tratamientos personalizados.
Bien, hasta aquí todo entendido. Yo leí la noticia aquí, la verdad es que siempre que puedo lo leo en el Eureka Alert porque la información está menos masticada – o quizá es porque está en inglés y me da la sensación de que ha sido sometido a menos cambios, no lo sé –.
Comencemos la ruta por las publicaciones del día. Jueves 15 de mayo. Entro al País digital y me encuentro esto:

¡ESTÁ PASANDO! ¡Clonación humana! Bueno, técnicamente se clonaron células humanas así que se realizó clonación humana pero cuando se lee así de golpe parece que lo que se hayan clonado sean personas. Obviamente no es así, pero no podemos reprocharles nada. Probablemente el objetivo era que la gente entrara para leer más y quitarse el susto. Con este tipo de avisos, suben las visitas. Misión cumplida.

7/10 Bien, bastante correcto. En mi opinión quizá faltaría destacar el objetivo de clonar células humanas. Pondría “El uso de esta técnica abre nuevas puertas para la medicina regenerativa” o algo así. Hacer hincapié en cuál es el sentido.
Al día siguiente de conocerse la noticia, el gran Javier Sampedro (biólogo y divulgador, autor de libros como Deconstruyendo a Darwin) le dedicaba un artículo al hallazgo, artículo imprescindible para aquellos que quieran entender la diferencia entre células madre y células iPS (también llamadas de pluripotencia reducida).

Sampedro titula con un alegre “Esta vez sí” haciendo referencia al fraude científico que hubo con Woo Suk Hwang que fingió haber clonado células humanas. De él ya hablamos en un post llamado Estafadores científicos.
Vamos a El Mundo donde nos encontramos el siguiente titular: 

8/10 Clonación terapéutica. Una nueva manera de condensar la noticia y la finalidad: clonar con fines terapéuticos. La verdad es que aunque yo jamás lo hubiera contemplado, es efectivo. Lo que no sé es si a priori se comprende qué significa “clonación terapéutica”. Suena difícil quizá, pero está bien si se tiene limitación de espacio, así que titular más que aprobado.  
Veamos ahora LaVanguardia:
7/10.Me gusta que se explique la finalidad en el titular, básicamente porque los temas de clonación siempre generan debates bioéticos. Clonación con fines médicos. Perfecto. Quizá lo de “embriones humanos” suene más extraño, porque nos lleva a pensar en fetos. Quiza sería apropiado intentar hablar de células para que no se cree confusión.
10/10. Por fin algo nuevo. “Cuestión de cafeína”. Por fin algún medio aporta algo que no sepamos en los monotemáticas noticias – a excepción de la de Sampedro en la que contiene su opinión fruto de la experiencia y conocimiento en el campo, que es mucho – que estamos recogiendo. Resulta que lo que diferenció la clonación de las células de la oveja Dolly y estas últimas células embrionarias humanas fue la cafeína. Y es que al parecer, gracias a esta substancia pudieron mantener el óvulo inactivo durante más tiempo para realizar la transferencia de ADN. 
Da la sensación de que últimamente en las redacciones no sobra el tiempo. Los ERES que golpean los medios dejan a cada vez menos trabajadores para el mismo número de páginas del periódico. Y claro, muchos medios hacen un refrito de la nota de prensa y buscan un titular ingenioso que haga que los lectores sientan interés o bien un titular riguroso que no se deje nada al aire y que quepa – sobre todo eso, que el titular quepa – en el lugar del periódico que ocupa la noticia. Y claro, después de leer lo mismo contado de distinta manera, un titular así sorprende y consigue captar nuestro interés.
Para terminarlo de aliñar, al final de todo aparece un despiece sobre las declaraciones de Nicolas Jouve, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares, que tacha de “novedad falsa e innecesaria” la obtención de células madre humanas por clonación. 
Y leyendo estas declaraciones de Jouve en esmateria.com me acuerdo del periódico La Razón y me pregunto qué habrán escrito sobre el tema. Pues esto señores que, ya les aviso, es lo más divertido que van a leer hoy:

0/10. ¡Bravo! El salto al vacío porque, ¿sabían ust
edes que es malo clonar células humanas? La verdad es que merece la pena leer el texto completo porque, entre el refrito de nota de prensa, se incrustan joyas como
Los horizontes de la ciencia chocan muchas veces con los de la ética” o El objetivo, han insistido, no es clonar seres humanos, pero aún así este logro científico deja mucho espacio a la imaginación y, sobre todo, a la ciencia ficción”. No se lo pierdan.
Supongo que están echando de menos al ABC. Más allá de la línea editorial del periódico, tienen una sección de Ciencia que renuevan diariamente y donde siempre se encuentran las novedades científicas. Pero no hay nada, queridos lectores. ABC no explica nada sobre la clonación de células embrionarias; una pena que no le podamos poner nota.
Pues bien, este es el resumen general sobre cómo han explicado los medios la noticia de la clonación de las células madre embrionarias humanas. Y a vosotros, ¿qué os parece? ¿Habéis encontrado algún titular que os sorprenda?¿Habéis echado en falta algún titular?

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *