Ingeniería genética contra Leucemia

Recientemente ha sido publicado un estudio en la revista science translational medicine, del que se han hecho eco tanto a nivel nacional, como internacional. Este estudio, toca y pone en primera línea, una vez más, los posibles beneficios de un campo de la ciencia cuanto menos controvertido, la ingeniería genética.

En el citado artículo, se modificaron células del sistema inmunitario, para reconducir un tipo de leucemia, la leucemia linfoblástica aguda, hasta su retirada. Este estudio, se probó en un pequeño grupo muestral de cinco pacientes, con resultados satisfactorios.

Pero la historia de este artículo, no es nueva, ya que viene de lejos, puesto que hace unso meses, había salido a la luz un caso conmovedor.

La pasada primavera, Emma Whitehead, que por aquel entonces contaba 6 años, estaba al borde de la muerte. Su leucemia se había reproducido por segunda vez después de la quimioterapia, y a los doctores no les quedaban alternativas. Desesperados por salvarla, sus padres la llevaron al Hospital Infantil de Filadelfia a probar un tratamiento experimental. Hasta entonces no se había intentado en niños ni en nadie con el tipo de leucemia de Emma. El tratamiento casi la mata, pero siete meses después sigue libre de cáncer.


La leucemia que Emma padecía, era la leucemia linfoblástica aguda (también leucemia linfoide aguda o LLA) es un cáncer de la sangre en el que, por causas desconocidas, se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros (linfoblastos). Si bien la LLA suele afectar predominantemente a niños, no es infrecuente observarla en adolescentes y adultos jóvenes. En la LLA, los linfoblastos en desarrollo se vuelven demasiado numerosos y no maduran. Estos linfocitos inmaduros invaden la sangre, la médula ósea y los tejidos linfáticos, haciendo que se inflamen. También pueden invadir otros órganos, como los testículos o el sistema nervioso.


Tanto en el caso de Emma, como en este estudio, se extraen un tipo de células inmunes llamadas células T de un paciente, se modifican genéticamente insertándose genes que les hacen capaces de matar las células cancerígenas, y luego se reintroducen. En este caso, la modificación se basa en dotar a estas células T de la capacidad de expresar un receptor de una proteína de otras células inmunes, conocidas como células B, en concreto las llamadas CD19.

Las complicaciones que casi acaban con la vida de Emma, son debidas a la fuerte lucha que se produce entre células inmunes ya que tanto las T como las B lo son. Esto acarrea fiebres altas, espasmos , temblores….cualquier diría que no es nada si después uno se cura…pero en algunos casos fué mortal. Hoy por hoy, gracias a este estudio, este trastorno, ha sido eliminado por medio de la administración de esteroides.


Una vez finalizado el tratamiento y eliminadas las células cancerosas, se procede al trasplante de médula ósea para tratar de asegurarse de que en un futuro no se reproduzcan las células cancerosas.

El doctor que trató a Emma y experto inmunólogo pionero en el uso de células T modificadas genéticamente, según recoge la revista Nature, afirma “ que está sorprendido de que el método funcionara tan bien contra un cáncer de rápido crecimiento”, lo cual puede relacionarse con las declaraciones del director del estudio, el Dr. Michel Sadelain, recogidas por Nature, en las cuales decía que el tratamiento trabajo mucho más rápido de lo que creían que iba a hacerlo.

Este estudio se espera que pueda ser aplicado a distintos tipos de cáncer , sobre todo, distintos tipos de leucemia. Sea como fuere todavía es pronto, y hay que aguardar para lanzar las campanas al aire, pero todo indica un futuro prometedor.



http://angela14br.wordpress.com/2013/02/14/emma-curada-de-leucemia-con-6-anos/

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *