Vida eterna, el santo grial, los telómeros y otras cuestiones éticas

Hace unos días curioseando por internet, me encontré con que estudios recientes confirmaban que la longitud de los telómeros es un indicador de la longevidad de un organismo, una hipótesis que venía golpeando con fuerza desde hacía ya tiempo.
Los telómeros marcan el número de divisiones celulares que va a llevar a cabo una célula determinada durante toda su vida. Por eso, los científicos creen que estas estructuras son uno de los indicadores más precisos e importantes de la longevidad, es decir, de la velocidad con la que una persona va a envejecer.

Los telómeros son fragmentos de ADN repetitivo que se encuentran al final de los cromosomas en forma de capuchón y previenen su desintegración así como la posible fusión con otros cromosomas e incluso el ataque de algún agente celular externo o interno que pueda desestabilizar su estructura. Ayudan a mantener la viabilidad celular, son , por así decirlo, los “guardianes de la vida” .

Buscando un símil en la novela histórica o incluso en el cine con las archiconocidas películas de Indiana Jones, podríamos decir que los telómeros son algo así como los guardianes del Santo Grial, la clave hacia la vida eterna.

En el desenlace de estas obras de ficción siempre hay una decisión que tomar, un juicio que marcará la elección entre el bien y el mal. ¿Enterrar el santo grial para siempre y no caer en la tentación o usarlo para conseguir la vida eterna? Normalmente, suele triunfar el bien.

Si trasladamos esta cuestión al mundo científico, nos encontramos ante una elección similar: ¿nos olvidamos de lo que sabemos, lo obviamos, y vivimos de espaldas a esta realidad o utilizamos este conocimiento y creamos tecnología de valor añadido que mejore nuestra calidad de vida? La respuesta, obviamente, no es tan simple como sí o no.

Introduciéndonos más en el tema de los telómeros y la longevidad, existe una empresa llamada Life length que, ayudada por las investigaciones de la doctora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) María Blasco, han creado un test comercial que permite medir la longitud de tus telómeros y hacer una estimación de la longevidad basada en el tamaño de estos.

La controversia está servida. Muchos han sido los grupos que han salido en su contra alegando que se predice la muerte de una persona, con los problemas éticos que ello conlleva.
La Dra. Blasco, por su parte, asegura que lo que realizan es, sencillamente, predecir si los telómeros de una persona son acordes a su edad o no.

La interpretación de la información científica y en concreto de los resultados de esta prueba es personal y no tiene un solo punto de vista.

Cada uno debe decidir por sí mismo. Todos los avances en diagnósticos genéticos precoces son un arma de doble filo porque está bien que alguien pueda tener acceso a datos sobre sus futuras enfermedades de forma voluntaria, pero no está tan bien que ciertas empresas puedan utilizarlas y en base a la información obtenida, contratar o no a una persona, por ejemplo. No es una elección sencilla.

Sin embargo, socialmente, el uso de esta tecnología está más aceptado que el hecho de utilizar transgénicos o células madre. ¿Por qué?

La respuesta no es trivial y suele estar condicionada por la influencia y la presión exterior, por parte de la propia sociedad, el estado y un largo etcétera.

Esta presión, casi siempre, esta motivada por un miedo, un miedo a lo desconocido o un miedo a que nuevas tecnologías puedan cambiar nuestras vidas. Este miedo es legítimo, lo desconocido puede generar ansiedad, inseguridad … pero hay veces que este miedo no es propio, sino inducido y aquí radica el problema, aquí radica la dificultad de dar respuesta a estas y otras cuestiones afines, ya que no somos libres en nuestra elección, tenemos condicionamientos externos, los cuales son inherentes al ser humano.

Evidentemente, los científicos no deben jugar a ser dioses, pero hasta qué punto un científico juega a ser dios o es el estado, la presión social, etc los que ejercen de jueces supremos frenando el avance científico?

La respuesta una vez más no es simple y es un ejercicio de moral personal que cada uno debemos practicar, tratando de ser lo más libres posible.

Os dejo con esta interesantísima entrevista a María Blasco en la que se habla sobre el dilema ético aquí planteado:




Referencias:
http://www.nature.com/news/telomere-length-in-birds-predicts-longevity-1.9755

http://www.pnas.org/content/early/2012/01/04/1113306109

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/05/110516_prueba_vejez_telomeros_men.shtml
http://www.europapress.es/salud/investigacion-00669/noticia-cnio-colabora-desarrollo-test-sangre-predecir-envejecimiento-humano-20110517152321.html

http://www.lifelength.com/technology.html

http://www.cnio.es/es/grupos/plantillas/curriculum.asp?pag=39

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *