¿Nieve “Bioartificial”?

En estas fechas, muchos aficionados a los deportes de invierno pasan el fin de semana en pistas de esquí; en ocasiones se dice que la estación ha tenido que usar nieve artificial para poder satisfacer las necesidades de sus clientes, pero, ¿y si la temperatura del ambiente no baja de 0ºC? Algo similar ocurrió en los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 y la solución se encontró en el mundo microbiano: Pseudomona syringae.


P. syringae es un conocido patógeno de plantas del género Pseudomonas; su modus operandi al infectar plantas no se basa como en el caso de A. tumefaciens (conocido por su “aportación” a la transgénesis en plantas) en esperar a que la planta tenga una herida para introducir un plásmido que lleve a cabo el proceso infeccioso sino que adopta un rol mucho más activo; en este caso la bacteria externaliza unas proteínas que sirven de núcleos de cristalización para las moléculas de agua del aire (lo que normalmente provocaría el rocío) permitiendo que ésta se congele entre los 0 y los 5ºC y de esa manera dañe a las células vegetales de su entorno.


Este ingenioso sistema se ha utilizado (y aún se utiliza en algunos casos) para generar nieve artificial, aún cuando las condiciones atmosféricas no son propicias. Para lograrlo se mezcla P. syringae muerta con el agua antes de dispararla con los cañones de nieve de las estaciones de esquí; otra variante es mezclar directamente la proteína responsable de este efecto con el agua.


En cualquier caso no debéis preocuparos si vais a esquiar porque son sistemas muy caros que sólo se utilizan en situaciones extremas (como los juegos olímpicos que os comentaba) y en todo caso ni siquiera son bacterias peligrosas para el ser humano.




Referencias:
Harán nieve con bacterias en los Juegos Olímpicos de Invierno
MicrobeWiki. P. syringae

Más información:
e Coli nucleating agent (patente)

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *