Más información sobre las feromonas

Las feromonas son sustancias químicas, generalmente ácidos grasos y terpenos, excretados por glándulas exocrinas y con una gran especificidad (especialmente en el caso de las feromonas sexuales); permiten transmitir mensajes a distancias muy grandes y a través de accidentes geográficos (llevadas por el viento) siendo en ocasiones suficiente que llegue una sola molécula para activar su efecto. Además de las feromonas sexuales de las que os hablo en el artículo existen multitud de usos para ellas: desde la jerarquización en colonias de abejas y hormigas hasta las que sirven a las hormigas para señalar el camino hasta los alimentos (el conocido “camino de las hormigas”) pasando por señales de alarma que se propagan cada vez que son reconocidas por un individuo. Entre los mamíferos se ha demostrado la existencia de feromonas sexuales y también se apunta a la posibilidad que las hembras de una misma especie puedan sincronizar sus ciclos de menstruación a través de feromonas; en cualquier caso se estima que la recepción de dichas feromonas se encontraría en la nariz, en el órgano vomeronasal donde habría receptores ligados a proteínas G.

En el caso de humanos se ha observado que el órgano vomeronasal existe pero la región del bulbo olfactorio al que deberían llegar sus neuronas sensoriales se atrofia en los fetos durante la gestación y desaparece en el estado adulto por lo que no se sabe a ciencia cierta si puede haber algún tipo de hormona sexual con efecto en nuestra especie. En cuanto a los experimentos que indicaban la posibilidad de que las mujeres “sincronizaran” sus ciclos a través de feromonas tampoco se han encontrado evidencias que puedan verificar este punto.

Aún y así existen empresas que lanzan publicidad como la del enlace del final en la que se venden sustancias como si fueran feromonas sexuales con efecto sobre las personas del sexo opuesto. Aunque no se pueda decir tajantemente que no tienen ningún efecto tampoco existe respaldo científico a dichas declaraciones.


http://www.interesa2.com/aplicacion.html (publicidad)

Fuente: http://www.creces.cl/new/index.asp?tc=1&nc=5&imat=&art=6&pr=



Volver al artículo Te sentí per tú no estabas

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *