Más información sobre la rabia

La rabia, también conocida como hidrofobia por el horror al agua que se llega a padecer en estados avanzados de la enfermedad, es provocada por la infección del virus de la rabia, perteneciente a la familia de los Rhabdoviridae, con envuelta lípídica, ssRNA como material genético y que tiene tropismo amplio dentro del organismo aunque sus principales síntomas se deben a la infección del tejido neuronal y su principal vía de transmisión es la saliva.

La patogenia de la enfermedad se inicia cuando la víctima es mordida por un animal infectado (también puede transmitirse por otras vías), entonces el virus se multiplica por primera vez en los músculos y llega al sistema nervioso a través de las neuronas y los ganglios nerviosos; esta fase puede durar entre 60 días y 1 año (tiempo que puede tardar el virus en llegar hasta el cerebro) durante los cuales no hay síntomas. Tras este periodo se empiezan a producir encefalitis y a mostrarse los síntomas característicos de la enfermedad: aumento de la agresividad, hidrofobia, delirio… y el virus vuelve a diseminarse, a través de las neuronas, por todo el organismo, llevando al enfermo al coma y provocando la muerte por paro cardíaco u otros fallos en cualquiera de los sistemas afectados.


Volver a “La ciencia del terror”

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *